Psicología para ser feliz - Productos, ofertas, noticias

Artículos

Cuando fracasamos

hace 2 meses

Si acabas de sufrir un " fracaso" tanto en tu vida profesional como personal lo primero que te voy a decir aunque tal vez te sientas mal al leer estas palabras es " no te preocupes ".

Esto es algo que le ocurre a todo el mundo, todos alguna vez en la vida sufrimos decepciones, fracasamos, nos caemos ...

No hagas que tu vida sea aún más dura de lo que es encerrándote en tu lamento, tú puedes salir de ese estado emocional tan negativo por el que estás pasando y no lo hagas por nadie. ¡Hazlo sólo por ti!

Casi todo tiene solución

Cuando tenemos un fracaso por ejemplo emocional como suele ser una ruptura de pareja o bien en el trabajo, un despido... la mayoría de las veces por si no fuera poco ya lo que nos ha pasado, encima nos solemos autocastigar y generalizamos esa negatividad a otros ámbitos de nuestra vida y es ahí cuando se entra en un estado de estrés, ansiedad o incluso depresión.

Cuando esto te pase pregúntate a ti mismo ¿vale la pena autocastigarme tanto? ¿ qué voy a conseguir con esta actitud pesimista que estoy teniendo? ¿ mi vida va a mejorar teniendo esta actitud o por el contrario esta actitud va a hacer que mi vida pueda encima empeorar?

Una vez que te has contestado a preguntas similares a las que he expuesto arriba reflexiona y trabaja lo siguiente :

¿Tiene solución lo que he hecho mal? 

* Si tiene solución no pierdas más el tiempo y ponte manos a la obra, es el momento de actuar... recuerda que los problemas no se solucionan solos mientras que tú los miras desde el sofá. Una persona sana emocionalmente se crece ante las adversidades intenta primero enmendar su error y si lo consigue se olvida de la acción pasada mucho antes . 

* Si no tiene solución ¿ de qué te va a servir seguir así de preocupado y angustiado? ¿ eso va a hacer que te sientas mejor? ¿ tu problema se va a solucionar por arte de magia?

La respuesta a estas preguntas hará que te des cuenta de que cuando algo no tiene solución no sirve de nada seguir lamentándose, en estos casos lo mejor es que nos apliquemos el dicho " De los errores se aprende ". Cuando se trata del ámbito personal lo mejor es reflexionar sobre cual o cuales han podido ser nuestros errores, de esta forma evitamos que nos vuelva a pasar en otra ocasión ya que llevaremos la " lección aprendida ". Si el error lo has cometido en este caso tú con otra persona no hay nada más beneficioso que el pedir perdón, el decir un " lo siento , me he equivocado".

Cuando es otra persona la que nos ha ocasionado el daño, el rencor y el odio no van a servir para castigar a esa persona, sólo eres tú el que se está haciendo daño, tú no tienes el control sobre lo que te pueda hacer o no lo externo a ti, pero sí que tienes el control de como te vas tomando las cosas que te suceden. Saca esos sentimientos negativos de ti, no te pertenecen, no les des más poder, aprende de lo sucedido y sigue con tu vida, si tienes que tomar otro camino más beneficioso para ti ¡hazlo!

¿Has hecho todo lo que has podido?

En la mayoría de las veces nos estamos engañando cuando estamos echándole la culpa a lo exterior como causa o causas de nuestro problema o problemas.

A la larga debes saber, que esta actitud no te va a ayudar a que ese problema se solucione. En este momento lo mejor es tranquilizarte reflexionando sobre si de verdad he hecho todo lo que estaba en mi mano para que ese problema no surgiera y me saliese bien mi propósito.

Si la respuesta es afirmativa, lo más adecuado es aceptarlo, reflexionar como te he dicho anteriormente y aprender de los errores para que no vuelva a ocurrir y volver a intentarlo en otra ocasión.

Sin embargo, en caso contrario, hay que responsabilizarse de nuestro error y asumir toda la culpa. No se trata de atormentarnos psicológicamente con el problema, sino simplemente aceptar nuestro error con la máxima resignación para volver a levantarnos lo antes posible, y a la siguiente vez poner el máximo empeño posible para que no caer de nuevo en la misma piedra. ¡Nadie es perfecto!

Recuerda que después de las nubes siempre vuelve a salir el sol, que la vida es muy corta para vivir permanentemente en lamentaciones .

Escrito por la Psicóloga Raquel Alarcón Molina. (Centro de psicología en Avda. General Gutiérrez Mellado, , 1ª planta Centrofama, Murcia)